Skip to Content

CONSEJOS PRO

Cuidado del cabello durante el verano: consejos para tener una melena bonita tocada por el sol

Mujer con el cabello castaño con mechas sentada en un sofá

Muchos de nosotros cambiamos de forma regular el cuidado de nuestra piel con el cambio de estación, pero ¿haces lo mismo con el cuidado de tu cabello? A medida que los días se hacen más largos, son más calurosos y tienen más luz, el tipo de cuidado que necesita nuestro cabello también va cambiando, lo que convierte el verano en una época difícil para nuestro precioso cabello. La exposición solar, el calor, la humedad, el cloro y el agua salada son factores que suponen un reto para el cabello y pueden causar pérdida de luminosidad.

Tanto si tienes el cabello liso, ondulado, rizado o con bucles, estos consejos de cuidado del cabello para el verano del equipo de SalonLab&Me te ayudarán a mantenerlo bonito durante todos estos meses.

1.

Protege tu cabello del sol

Al igual que la piel, debemos proteger el cabello del sol. La exposición a los rayos ultravioletas (UV) que emite el sol puede debilitar la estructura proteica del cabello y hacer que se reseque y, por consiguiente, que se rompa más fácilmente. Además de este efecto dañino, la luz solar también contribuye a la pérdida de color; los tonos oscuros se aclaran más rápido, los tonos intensos se apagan y los rubios se vuelven cálidos (como cobrizos). Por suerte, hoy en día podemos encontrar en el mercado varios productos sin aclarado que ayudan a proteger el cabello de los rayos del sol. ¡No te olvides de usarlos de forma regular, al igual que la crema solar! Tanto BLONDME como Bonacure Sun protect ofrecen sprays solares sin aclarado con protección UV.

Consejo Profesional

Para una protección solar más intensa, opta por un pañuelo elegante o una pamela. Este último, aparte de proteger el cabello, también protege tu cara.

2.

Hidrata tu cabello

Este consejo es aplicable durante todo el año, pero ten en cuenta que mantener el cabello hidratado durante los meses de verano es especialmente importante. El sol, el agua salada y el cloro pueden resecar mucho el cabello y dejarlo seco y quebradizo. Utiliza champús hidratantes y acondicionadores para devolverle la hidratación que tanto necesita el cabello. Si tu cabello tiende a apelmazarse con facilidad, busca productos de hidratación "ligera", ya que suelen estar formulados para cabello más fino y con tendencia a engrasarse. Si tienes el cabello grueso, rizado o con bucles puedes optar por una hidratación más intensa, que también te ayudará a controlar el encrespamiento.

Mujer con el cabello castaño con mechas cubriéndose la cara con un mechón

3.

Minimiza el uso de herramientas térmicas

Los daños causados por el calor en verano pueden convertirse en un círculo vicioso. El calor, la humedad y los daños provocan que el cabello se encrespe, por lo que resulta tentador recurrir a las herramientas térmicas para tratar de controlar ese encrespamiento y conseguir una superficie de cabello más pulida. Sin embargo, esto puede ser contraproducente, ya que el uso repetitivo de este tipo de herramientas daña todavía más tu cabello. Para contrarrestarlo en la medida de lo posible, usa siempre protección térmica antes de realizar el acabado y opta por estilos sin calor adicional, como los rizos sin calor, por ejemplo.

4.

Replantea tu rutina de lavado del cabello 

Si, a menudo, te gusta alargar al máximo el tiempo entre lavados, el verano puede ser la estación adecuada para programar algunos lavados adicionales a lo largo de la semana. Tanto el calor como la humedad pueden aumentar la producción de grasa y, por tanto, la acumulación de sebo en el cuero cabelludo. Si a esto le añadimos el uso de sombreros, los chapuzones, el agua salada y la arena, no hay duda de que el cuero cabelludo tiene mucho con lo que lidiar durante el verano. Una solución sencilla es lavarse el cabello más a menudo; la frecuencia varía en función del tipo de cabello y de la rutina de lavado habitual. Los champús purificantes también pueden ser útiles para eliminar las impurezas y limpiar más en profundidad.

5.

No renuncies a tus mascarillas del cabello

Si utilizas un acondicionador después de cada lavado con champú, es posible que para ti el uso de las mascarillas sea un paso adicional innecesario y, para determinados tipos de cabello esto puede ser relevante, por ejemplo, el cabello para el cabello fino, que puede apelmazarse al acondicionar en exceso el cabello. Sin embargo, cuando llega el verano, cualquier tipo de cabello se puede beneficiar del cuidado añadido que proporciona una mascarilla y lo ideal es buscar una mascarilla personalizada diseñada especialmente para tu tipo de cabello y cuero cabelludo.

Consejo Profesional

¡Aumenta la hidratación del cabello mientras te relajas en la playa metiendo el Spray Acondicionador en tu bolso playero!

6.

Controla el encrespamiento

Para aquellos que tengan el cabello con tendencia a encresparse, la humedad puede ser una pesadilla. En un entorno húmedo, el cabello absorbe la humedad del aire de alrededor y esto puede causar que los mechones alisados se ricen, los peinados elegantes se encrespen y, en consecuencia, aparezca un estilo de aspecto desaliñado. Cuanto más poroso es el cabello, más humedad absorbe. Los cabellos secos y gruesos son especialmente propensos a este problema. Una forma de controlar el encrespamiento es combatir la humedad aportando humedad: mantener el cabello lo más hidratado posible ayuda a evitar la absorción adicional de la atmósfera. También, puede ser útil utilizar un acondicionador sin aclarado y productos de acabado junto con sérums específicos antiencrespamiento.

7.

Contempla una rutina de salón en verano

Sin duda, el verano no es la estación para saltarse las visitas al salón. Recomendamos que empieces la temporada de sol con un cabello recién cortado. Es una forma eficaz de minimizar los daños, ya que elimina las puntas abiertas más vulnerables. Durante el verano, puede parecer ilógico, pero lo ideal es no pasarse con el color, especialmente si te aclaras el cabello a menudo. Habla con tu peluquero/a para ver si hay alguna opción menos invasiva durante estos meses. También, puedes plantearte realizar un servicio adicional de cuidado en el salón para mejorar la salud de tu cabello y mantenerlo con un brillo radiante.

8.

Haz que tus productos de SalonLab&Me evoquen la esencia del verano

Si ya tienes un tratamiento de cuidado del cabello personalizado de SalonLab&Me, puedes personalizar tus productos y hacer que reflejen lo que significa para ti el verano. ¿Por qué no potenciar la experiencia sensorial y elegir una fragancia que evoque la sensación de estos meses de verano? Por ejemplo, las notas cítricas sutiles de la Floración, las notas efervescentes de la mandarina y sandía de la primavera, o el coco, con sus notas aterciopeladas de almendras frescas y frutas de verano. Da un paso más e impregna tu cuarto de baño de la esencia de la nueva estación con un nuevo color de packaging: ¿qué te parece el color amarillo como oda al sol, o el azul para evocar los cielos despejados y las olas de la playa?


Cuidado del cabello para el verano, hecho a tu medida

Somos conscientes de que cada persona es diferente y de que tu cabello durante el verano se comporta de forma distinta a otros. Es por eso que SalonLab&Me ofrece un tratamiento de cuidado del cabello 100% personalizado, hecho a medida según tu tipo de cabello, estado y resultados deseados. Encuentra tu salón SalonLab&Me más cercano con nuestro Buscador de salones y disfruta de una rutina de cuidado del cabello personalizada este verano para que disfrutes bajo el sol con la seguridad de que tu cabello está siendo cuidado de la mejor manera posible.

Guía de Cuidado del Cabello

Echa un vistazo a la Guía de Cuidado del cabello: la guía definitiva sobre todo lo relacionado con el cabello, repleta de conocimientos expertos para que tu cabello luzca lo más bonito posible.